viernes, 9 de abril de 2010

Lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe


Como invento, el teléfono es extraordinario, pero ¿para qué podrá servir?. Rubén Dario

El teléfono no sólo debe servir para la cita previa; se puede aprovechar como una de las medidas estratégicas generales para el trabajo con demanda excesiva mediante la organización de la consulta telefónica. Los diversos usos que podemos dar al teléfono en esta consulta se reagrupan en dos situaciones: a) el paciente decide contactar con el profesional, y b) el profesional decide contactar con el paciente.
Para todo esto nos serviría el disponer de las siguientes opciones:
  • Posibilidad de indicar “consulta telefónica” desde el puesto de admisión en la citación en agenda para el profesional, con la aparición en la misma de un icono “teléfono” que al posicionarnos sobre él con el ratón nos muestre todos los teléfonos de contacto disponibles en SIP para este paciente.
  • Posibilidad de concertar citas desde agendas profesionales para valoración telefónica con esquema que en el apartado anterior.
  • Estableciendo un selector que permita establecer ante una petición de analítica la posibilidad de remitir de forma automatizada al usuario un SMS con textos prefijados ante su recepción por el profesional “analítica recibida puede acudir a consulta”; “analítica recibida no presenta alteraciones relevantes, puede recogerla en admisión”; ”; “analítica recibida no presenta alteraciones relevantes, queda registrada en su historial”.
La consulta telefónica
Es complementaria de las demás y permite, cuando así se enfoca, disminuir el número de consultas en el centro o en el domicilio producidas a demanda del paciente. Tiene, no obstante, el inconveniente de no poder explorar al paciente, por lo que a veces no permite una plena resolución del problema pero sí del motivo de consulta.
  • El teléfono se puede aprovechar de distintas formas, y no sólo debe servir para filtrar avisos.
  • Es condición necesaria la disponibilidad de teléfono en las consultas.
  • Siendo recomendable unos criterios de correcta atención telefónica.